Un coletazo inesperado

Me he quedado impresionado con este vídeo que he visto en El Confidencial, donde una mujer que está en un barco de turistas observando de cerca el espectáculo que ofrecen unas ballenas, es golpeada en la cabeza por la enorme cola de una de ellas.

Me viene a la mente, la anécdota que cuando era un crío nos solía contar el difunto Damaso, un muy buen amigo de mi Atxitxe (el único y verdadero “Zorro del Cantábrico”), que decía que una vez en alta mar, vieron unas ballenas y una de ellas se acercó mucho a su barco, con tan mala suerte que levanto la cola y les cagó encima.

Por todos es sabido que los marineros son muy dados a la inventiva, pero fuera la historia verdad o mentira, yo le miraba con cara de asombro y me imaginaba una gran ballena levantando su cola frente a mi, y… jajajaja!!