Remeros Vascos por José Ortiz Echagüe

Ver cada día la página de Facebook de Cantu Santa Ana, la Asociación de amigos de la Historia y de la Mar de Castro Urdiales, es una alegría! Esta repleta de fotos antiguas de muchos pueblos de la costa cantábrica y a veces te encuentras con sorpresas muy gratas; y hoy ha sido uno de esos días!

Han colgado una serie de fotografías de José Ortiz Echagüe de su serie «Remeros Vascos» de la década de los 20 que es una pasada.

A los 6 años empecé a pintar en un estudio de pintura de al lado de casa y ahí estuve más de 20 años. Después de los quehaceres diarios de cada época, dibujar y pintar era la mejor vía de escape y relajación que podía encontrar. He pasado por todas las técnicas habidas y por haber, en las que me he defendido de mejor o peor manera, pero los retratos a carboncillo, el oleo y la acuarela son las que más me han enganchado.

Al ver las fotos de hoy, ha sido imposible no acordarme de aquellas tardes de olor a pintura y trementina, y puños de camisa ennegrecidos, ya que algunas fotos de esta serie fueron protagonistas de mis trabajos. Por ejemplo, esta:

63954_476434829076719_515135291_n

Pero a lo que ibamos. Echagüe quedó enamorado de por la vida de los pueblos marineros de nuestra costa, y en especial la de Gipuzkoa, y se convirtió en un imprescindible en cuestiones de costumbrismo y etnografía pesquera a principios del XIX.

Echagüe mostraría una fuerte fascinación por la fortaleza de estos hombres que a diario tienen que enfrentarse a un medio hostil y amenazador como es el mar. Remeros jóvenes o entrados en años, vistos de frente o de perfil, ataviados con sus rígidas «xiras» que los protege de la continua lluvia; llevan el remo entre sus recias manos que se convierte en un elemento estructurador de la composición

En este enlace de EuskoNews sobre «La fotografía de José Ortiz-Echagüe en el País Vasco y Navarra» hacen una exposición muy buena sobre su trabajo, que no quiero fusilar, por lo que si queréis saber más sobre el tema os animo a leerlo.

31450_482431481810387_1775450753_n 58481_474231712630364_75906103_n 71751_472384519481750_671545920_n 188917_480950171958518_898878300_n 262575_500844999969035_390268257_n 400749_496223643764504_67547978_n 420319_474590579261144_964904494_n 421900_475308709189331_384290293_n 424572_496223647097837_2118075108_n 488131_472689936117875_1481116053_n 525379_500850143301854_10861009_n 555297_474938349226367_1989138864_n 563422_472384492815086_512029058_n 599225_477943178925884_360469513_n 601475_473886785998190_1712989972_n

Me queda pendiente hacer una entrada con los dibujos que hice yo, a ver si los encuentro en casa de mis padres!

Las mejores fotos del temporal de Bermeo (2014.02.02)

Este fin de semana no he estado en casa, he estado en Haro de despedida, y a pesar de que la noche del sábado se nos alargó un poco más de lo normal, no pude dormir ni descansar lo suficiente, ya que a las 06.30 de la mañana el grupo de whatsapp de la cuadrilla empezó a hacer de las suyas. Al principio no le preste atención, pero ya que me habían desvelado, lo abrí y empecé a ver algunas imágenes que nunca habría imaginado.

Pocos son los días que llevamos de este 2014 y bastantes los sustos que han tenido que sobrellevar los habitantes de Bermeo. La sirena de la cofradía les ha alarmado a deshoras en varias ocasiones en menos de un mes y los servicios de emergencias, policías, dueños de embarcaciones, comerciantes del puerto viejo o demás bermeotarras han tenido más actividad de lo habitual, y ni que hablar de los peritos de los seguros.

El primer susto del año fue la noche del día 6 de enero. Cuando todavía no se habían ni recogido las mesas de la comida de Reyes, a las 20.30 de la tarde, el nivel del agua en el puerto viejo sobrepasaba con facilidad el muelle y algunas embarcaciones de recreo llegaron incluso a hundirse. Además, sorprendió a mucha gente paseando o en bares.

La mañana siguiente fue momento de valorar los daños, pero como vemos en el siguiente vídeo la mar no perdió su fuerza.

El 28 de enero el puerto de Bermeo, pero en especial su rompeolas volvieron a sufrir el azote de las olas.

Hasta la playa de Aritzatxu desapareció bajo las aguas y las olas sobrepasaron con facilidad «hatza nagusidxe» (la roca central de la imagen)

IMG_6997

El último episodio se vivió en la madrugada del sábado 1 al 2 de febrero. La tarde del sábado ya se veía que la mar volvería a golpear con fuerza esa noche y ante la previsión de olas de entre 7 y 8 metros, se decidió llevar toda la flota de bajura al puerto de Bilbao.

barcos_16569_11

2014-02-01 21.12.12 2014-02-01 21.12.20

La pleamar era a la 6.00 de la mañana y pronto empezaron a sonar las sirenas una vez más. Esta vez la fuerza de las olas fue mucho mayor que en ocasiones anteriores y los muros del rompeolas que tantas envestidas habían aguantado a lo largo de los años acabaron cediendo, dejando vía libre al agua.El puerto fue cerrado de inmediato, pero la gente que vive en el mismo puerto viejo, así como numerosos curiosos se acercaron a ver de primera mano el «espectáculo». Gracias a las nuevas tecnologías y las redes sociales los comentarios, imágenes y vídeos se difundieron con mucha facilidad. A continuación os dejo las mejores imágenes y vídeos.

El muro de muro de Frantxunatxetak se derrumbó y las lonjas de pescadores quedaron desprotegidas antes la agresividad de las olas 

Una vez más, el rompeolas sufrió de lo lindo

Tal era la fuerza de las olas que el muro que protege el puerto viejo cedió!!

A media mañana, con la mar más calmada, se intentó salvar lo que se pudiese de los botes hundidos

Los voluntarios de la Cruz Roja y los Bomberos, tuvieron más trabajo de lo habitual y pusieron sus vidas en peligro para salvar la de otros

A las 18.00 coincidiendo de nuevo con la pleamar, la expectación fue máxima en las partes altas de Bermeo para ver las olas, y zonas como Bastarre o la Tala congregaban a más gente que incluso en fiestas.

Las olas, al golpear contra el «Tompón» (en Bermeo Tonpoie) llegaban a coger los 50 metros de altura y mojaban con mucha facilidad a la gente que creía estar a salvo.

2014-02-02 17.55.47

Y otra vez más, la playa de Aritzatxu quedó bajo el agua

Para terminar os dejo dos breves galerías de imágenes que he extraído de Deia y El Correo y algunos vídeos que he encontrado por Internet

Galería Deia

Galería El Correo

Vídeo grabado desde el helicóptero de la Ertzaintza (eitb.com)
[iframe src=»http://www.eitb.com/es/get/multimedia/embed/id/1958886/tipo/video/» width=»458″ height=»268″]

Última actualización de la entrada con este fantástico vídeo de Beatriz Berzosa de «El Taller de Tula»

Joanes or the Basque Whaler

Esta mañana, mientras leía en Internet la prensa local, me he topado con una noticia en el Deia que hablaba sobre un cómic escrito en ingles que relata las aventuras de un ballenero euskaldun llamado Joanes.

Me ha llamado la atención de inmediato y he leído la noticia de principio a fin. Algo me sonaba y es que hace unos cuatro años ya leí algo sobre un cómic que se acababa de publicar que contaba una historia muy parecida. Lo que yo desconocía era que aquel libro era la primera parte de una trilogía, que se ha completado en 2013 con la publicación de su tercera parte.

Estos tres cómics cuentan las aventuras de Joanes, un ballenero euskaldun, que navega desde Euskal Herria hasta Terranova (Ternua, en euskera) a la caza de ballenas.

Tal y como comenta su creador y dibujante Guillermo Zubiaga:

Joanes or the Basque Whaler, se inspira en dos de los textos más antiguos conocidos en América del Norte, las últimas voluntades y testamentos de Juanes de Larrume y Joanes de Echaniz, dos balleneros vascos que, respectivamente, murieron en Canadá en 1577 y 1584. 

Con estos tres cómics, Guillermo ha intentado trasladar al lector toda la historia y tradiciones de la cultura vasca a través de un relato fantástico, y de alguna manera dejar constancia escrita de ello.

La publicación de su trabajo ha sido gracias al Center for Basque Studies de la Universidad de Nevada, ubicada en Reno, uno de los principales puntos de referencia para la diaspora vasca en Estados Unidos, junto con Boise (Idaho). Es por ello que de momento únicamente están disponibles en ingles.

He buceado un poco en la red y al final me he decido a comprar los tres comics. Yo los he comprado en Elkar, pero también están disponibles en Amazon y en la propia web del Center for Basque Studies (1/2/3)

Antes de hacer la compra le he mandado un email a Guillermo Zubiaga (esta es su página web y al final del todo hay un par de vídeos) para preguntarle si existía la posibilidad de conseguir los comics en euskera o castellano y si las ediciones en las distintas tiendas online eran las misma, y me ha contestado rapidísimo, y eso que el vive en New York y la diferencia horaria es de 6 horas!! (Parece un tío majo, por cierto)

Lo que más rabia me ha dado ha sido que una vez de haber hecho la compra en Elkar, Guillermo se ha ofrecido a enviarme él mismo los tres comics firmados y con un dibujo (el ha dicho «garabato») y le he tenido que decir que no!!

*¨·%/&·W)&!! (esto último leedlo como queráis cada uno)

Algunas ubicaciones me generan bastante curiosidad ya que guardan mucha similitud con lugares de la costa bizkaina que conozco muy bien. Me ha parecido reconocer Izaro, por ejemplo. ¿Habré acertado?

Eran tiempos de barcos de madera y hombres de hierro

Navegando por la red y no por el mar cantábrico como haría un valiente marinero, me he topado con unas fotos que ha colgado el Essex Shipbuilding Museum en su perfil de Facebook de la goleta Edith and Elinor.

Edith and Elinor (1)

Las imágenes corresponden a una nevada que tuvo lugar en Essex (Massachusetts) en febrero del año 1931, donde se ve a los marineros tratando de poner el barco a punto para poder salir a la mar.

Edith and Elinor (2)

Edith and Elinor (3)

Edith and Elinor (4)

Edith and Elinor (5)

Llama la atención verles trabajar con ropa tan ligera y en muchos casos con las manos descubiertas. Imagínate lo difícil y peligroso que tenía que ser el oficio del pescador de la época, y sobre todo en invierno.

Edith and Elinor (6)

Tal y como dice alguno de los comentarios de las fotos:

Eran tiempos de barcos de madera y hombres de hierro

Leyendo un poco más, he encontrado una nota de aquellos años en Out of Gloucester donde dice que este barco se hundió, muriendo 6 de los tripulantes, el 27 de noviembre de 1931 debido a un choque con un carguero británico en las costas de Nueva Escocia (Canadá)
Edith and Elinor (7)

The Manta – Habitación Submarina

PORTADA

Imagínate a ti mismo encapsulado dentro de una burbuja azul turquesa, viendo cardúmenes de peces que nadan perezosamente por el arrecife  – a veces en tres o cuatro capas de diferentes especies por encima del piso del arrecife.

Así empieza este artículo que he encontrado en Plataforma Arquitectura, la página web de arquitectura en español más leída.

The Manta es un resort que está en la Isla de Pemba (Tanzania) y cuenta con habitaciones submarinas con vistas 360º del fondo marino.

131008-050815-8632 131007-140337-5531 131009-073327-0020475

Más info en The Manta – Habitación Submarina / Genberg Underwater Hotels