La vida pirata es la vida mejor!!

La vida pirata es la vida mejor (bis)
sin trabajar (bis)
sin estudiar (bis)
Con la botella de ron (bis)

Ya lo decía la canción infantil, que es la mejor vida, y fíjate si es buena que se trata de una “profesión” (por llamarlo de alguna manera) que ha sobrevivido a cualquier tipo de modas y crisis desde tiempo inmemorables hasta hoy en día. Te diría que probablemente será tan antigua como la propia navegación.

Según el artículo 101 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar:

La piratería es una práctica de saqueo organizado o bandolerismo marítimo, probablemente tan antigua como la navegación misma. Consiste en que una embarcación privada o una estatal amotinada ataca a otra en aguas internacionales o en lugares no sometidos a la jurisdicción de ningún Estado, con el propósito de robar su carga, exigir rescate por los pasajeros, convertirlos en esclavos y muchas veces apoderarse de la nave misma.

Aún así, cuando hablamos de piratas, a todos nos viene a la mente la imagen que Sabina describe en su canción “La del Pirata Cojo”:

[…] la del pirata cojo
con pata de palo
con parche en el ojo,
con cara de malo,
el viejo truhán, capitán
de un barco que tuviera
por bandera
un par de tibias y una calavera.

Sabías que pirata es un término muy general y que existen distintos tipos de piratas?

Hasta hace bien poco, para mi todos eran piratas a secas, no te voy a engañar, pero aunque actuaban de forma similar, se diferenciaban dependiendo del objetivo que buscaban, así como de la zona en la que llevaban a cabo sus fechorías

El pirata robaba por cuenta propia en el mar, a poder ser en aguas sin jurisdicción, mediante la técnica del abordaje. Su único objetivo era conseguir como botín todo lo que tuviese valor dentro del barco atacado, incluso el propio barco, y en ocasiones raptaban a los pasajeros del barco apresado y pedían un rescate por sus cabezas. Esta forma de actuar les obligaba a ser muy agresivos en sus ataques, lo que les creó la fama de sanguinarios.

141
Imagen de http://piratadelaria.blogspot.com.es/

Era un ladrón que actuaba en la mar, que al actuar fuera de la ley, no dependía ni rendía cuentas a nadie, por lo que tenían que defenderse a ellos. Por ello, utilizaban barcos rápidos y la tripulación era numerosa; así conseguían ganar en efectivos a la tripulación del barco atacado, ya que después de conseguir destruir el velamen del barco atacado e impedir su huida, tras el abordaje las luchas eran cuerpo a cuerpo.

El Corsario, en cambio, era un pirata que robaba y saqueaba barcos, ciudades o puertos, pero siempre bajo el abrigo de un estado, gobierno o país, aceptando las leyes del lugar. A cambio se les concedía un permiso o “patente de corso” para poder capturar y saquear barcos de naciones enemigas, además de una parte del botín.

patentecorso
Ejemplar de patente de corso francesa, que autoriza a Jean Surcouf a atacar a todos los buques enemigos de Francia y de sus aliados.
(Fuente: zigomorfa.com)

Una vez se firmaba la paz entre los países enemigos, la actividad de los corsarios, como tal, se terminaba y muchas veces seguían seguían atacando y saqueando barcos fuera de la ley.

Los Bucaneros se dedicaba a cazar vacas y cerdos salvajes en la isla de La Española (actual Haití y Rep. Dominicana) para ahumar la carne y después venderla a los navíos que navegaban por las aguas del Caribe; y si la ocasión lo permitía aprovechaban para cometer algún acto de piratería, ya que se trataba de una ruta que transportaba mucha riqueza.

bucanero
Imagen de http://conlamenteabierta.wordpress.com/

El ataque de la armada española a la isla, por no rendir cuentas al país, donde mataron gran parte del ganado existente, hizo que los bucaneros se dedicaran en mayor medida a delinquir.

Los Filibusteros fueron un grupo de Piratas que actuaron en el mar de las Antillas. Los bucaneros más sanguinarios y crueles fueron los que se convirtieron a posteriori en filibusteros, coincidiendo con el comienzo del declive del Imperio Español.

La característica principal de este tipo de piratas, era que no se alejaban de la costa, la bordeaban y saqueaban las localidades costeras.

También existen registros de piratas euskaldunes en el siglo XIV, que empezaron su actividad en el Golfo de Bizkaia y posteriormente se trasladaron al Mediterráneo. Existen registros en los que se indica que el señorío de Bizkaia, llegó a conceder 77 patentes de corso a otros tantos buques corsarios.

El motivo de la proliferación de los corsarios en nuestras costas vino motivado por los ataques que sufrían los balleneros y mercantes que transportaban el tan preciado aceite de ballena, por parte de buques ingleses y holandeses.

Los corsos de Lapurdi tuvieron fama internacional en la época, y de ahí vino el nombre que hoy en día tiene el lugar (lapur-di: lugar de ladrones)